¡Estamos de vuelta! Lo conocido también está por descubrir.

“Cancelamos los recorridos de los próximos días…”. Así comenzaba nuestra publicación del 12 de marzo de 2020. Teníamos la sospecha de que podría llevar algo más de tiempo, pero en ningún caso se nos pasaba por la cabeza que esta publicación que ahora estás leyendo se iba a demorar más de 3 meses.

Ha sido un tiempo complicado, nuestra vida ha cambiado de la noche a la mañana y, con ello, nuestras rutinas.  Poco a poco vamos adaptándonos a esta llamada “nueva normalidad” que, sin duda, es de celebrar después de tantas semanas de confinamiento.

Los que me conocen personalmente saben que, además de participar en esta iniciativa con ya casi 3 años a la espalda, soy profesor. Antes de despedirme de mis alumnos y desearles unas buenas vacaciones, se me ocurrió preguntarles por sus planes de cara al verano. Algunos de ellos me comentaron apenados que sus viajes y proyectos habían sido cancelados o que su mayor ambición de cara a los próximos meses era ir a “la casa del pueblo”.

El ser humano es inconformista por naturaleza. En ocasiones cuesta valorar aquello a lo que tenemos mayor accesibilidad. Nuestra ambición por descubrir lo inaccesible genera unas expectativas tan altas que resulta complicado percatarse de que lo desconocido no está necesariamente lejos.

La reflexión que compartí con mis alumnos y que hoy quiero compartir contigo, que quizá visitas Santander por primera vez, o llevas viviendo aquí unos años, o simplemente has acabado leyendo estas líneas por accidente, es que somos AFORTUNADOS.

Somos afortunados porque vivimos en un lugar que lo tiene todo. Tenemos montañas repletas de verdes praderas y bosques, adornados por ríos que discurren por rutas y senderos donde perdernos una y mil veces. Tenemos infinitas playas de arena blanca donde contemplar atardeceres inolvidables, una bahía que baña el centro de la ciudad y que es uno de los tesoros del mundo, un clima suave y fresco que nos permite hasta arroparnos por las noches en pleno agosto, y una gastronomía tan rica y variada que los platos y dulces típicos de la región componen una lista interminable.

Como les decía a mis alumnos: aparca esos proyectos un tiempo, pospón ese súper viaje y hazlo sin pena. Por esta vez, disfruta de lo que te rodea y, si las circunstancias han querido que sea ahora, sácale el máximo partido a esta oportunidad.

Sea cual sea tu caso, recuerda que somos privilegiados de poder disfrutar de Cantabria. En Free Tour Santander estamos encantados y felices de poder anunciar que a partir del día 11 de julio recuperamos nuestros recorridos. Te invito a que nos acompañes y descubras con nosotros la esencia de Santander y el encanto de Cantabria. Seguro que volverás.

Free Tour Santander

Más información en nuestro facebook